¿Quién era Baruch Spinoza?

Bento (en hebreo, Baruch; en latín, Benedictus) Spinoza es uno de los filósofos más importantes, y ciertamente el más radical, de los primeros tiempos modernos. Su pensamiento combina un compromiso con una serie de principios metafísicos y epistemológicos cartesianos con elementos del antiguo estoicismo, Hobbes y el racionalismo judío medieval en un sistema no obstante muy original. Sus puntos de vista extremadamente naturalistas sobre Dios, el mundo, el ser humano y el conocimiento sirven para fundamentar una filosofía moral centrada en el control de las pasiones que conducen a la virtud y la felicidad. También sientan las bases para un pensamiento político fuertemente democrático y una profunda crítica de las pretensiones de las Escrituras y la religión sectaria. De todos los filósofos del siglo XVII, tal vez ninguno tenga más relevancia hoy que Spinoza.

¿Quién fue y que hizo Baruch Spinoza?

Baruch Spinoza fuí un filósofo que nació en Amsterdam en 1632. Su creencia principal fuí que todo lo que sucede es debido a la nececidad y que la libertad es la posibilidad de decir “SI” y que hay que comprender porque las cosas suceden de determinada manera. Baruch Spinoza también creyó que al comprender nuestras emociones y lo que hacemos nos convertimos en la causa de nuestros efectos.

(en hebreo, Baruch; en latín, Benedictus: los tres nombres significan “bendecido”) Spinoza nació en 1632 en Amsterdam. Era el hijo del medio en una prominente familia de medios moderados en la comunidad portuguesa-judía de Amsterdam. De niño, sin duda, había sido uno de los alumnos estrella en la escuela Talmud Torah de la congregación. Era intelectualmente talentoso, y los rabinos de la congregación no podrían haberlo ignorado. Es posible que Spinoza, mientras progresaba en sus estudios, fuera preparado para una carrera como rabino. Pero nunca llegó a los niveles superiores del plan de estudios, aquellos que incluían el estudio avanzado de Talmud. A la edad de diecisiete años, se vio obligado a interrumpir sus estudios formales para ayudar a administrar el negocio de importación de la familia.

Y luego, el 27 de julio de 1656, Spinoza recibió la orden judicial más severa de herem, prohibición o excomunión, jamás pronunciada por la comunidad sefardí de Amsterdam; nunca fue rescindido. No sabemos con certeza cuáles fueron las “acciones monstruosas” y las “herejías abominables” de Spinoza, pero una suposición educada es bastante fácil. Sin duda, estaba expresando solo esas ideas que pronto aparecerían en sus tratados filosóficos. En esas obras, Spinoza niega la inmortalidad del alma; rechaza enérgicamente la noción de un Dios trascendente y providencial: el Dios de Abraham, Isaac y Jacob; y afirma que la Ley no fue dada literalmente por Dios ni vinculante para los judíos.

Todo es uno: la noción de Spinoza de que todo es Dios, incluido el mundo, atrae a los crecientes grupos demográficos que se consideran “espirituales, no religiosos”. La suya no es la única filosofía para hacer tal afirmación, pero fue uno de los primeros en darle una exposición sistemática y rigurosa. La idea de que el universo o la naturaleza es divinamente sagrada y esencialmente completa es una visión del mundo convincente para muchos que buscan alternativas a la religión tradicional. Recientemente se ha prestado atención a los llamados “nuevos ateos” (por ejemplo, Dawkins, Hitchens) y su debate con los teístas. Este debate a menudo oculta las diversas concepciones alternativas de Dios que no encajan en una dicotomía estrecha. El punto de vista de Spinoza es atractivo para quienes no creas en una deidad antropomórfica, pero no estás satisfecho con un universo que está vacío de orden y unidad divinos.

El objetivo es la felicidad: para Spinoza, el verdadero punto de la filosofía es encontrar la verdadera felicidad. Este enfoque hace de la filosofía una búsqueda inmensamente práctica. En estos días, las personas tienen una demanda abrumadora de respuestas a los problemas de la vida, sin embargo, el estudio de la filosofía en las universidades a menudo parece desconectado de los esfuerzos humanos prácticos. La popularidad de un curso reciente de Harvard sobre cómo ser feliz (también conocido como ‘psicología positiva’) y la declaración de este año del Día Internacional de la Felicidad de la ONU apuntan a un creciente enfoque en la importancia de reconocer las necesidades emocionales y espirituales. Spinoza creía que su filosofía, si se entendía y practicaba adecuadamente, le daría a la gente la felicidad que busca. Tiene sentido ser bueno: Spinoza también creía que no podríamos ser verdaderamente felices sin vivir virtuosamente.

A menudo se piensa que las personas buenas son virtuosas mientras que las malas son egocéntricas. Spinoza creía que el verdadero interés propio solo se puede encontrar en la virtud. A medida que comenzamos a comprender nuestra verdadera naturaleza y lo que realmente nos hace felices, pensó que seremos transformados en un estado de “bendición” en el que la motivación para actuar de manera no virtuosa habrá desaparecido. La idea de que podemos llegar a ser buenos sin libros sagrados o una autoridad punitiva externa fue radical en ese momento. Si la salvación está disponible desde dentro y la esencia de Dios es, en última instancia, nuestra propia esencia, entonces el papel de un sacerdote como ‘intermediario’ entre el individuo y lo divino parece un poco redundante. Reglas del amor. Según Spinoza, el tipo correcto de amor puede hacernos virtuosos y felices. En su forma más elevada, esto es lo que él llama el “amor intelectual de Dios”.

Frases de Baruch Spinoza

Debido a que no podemos controlar los objetos que valoramos y que influyen sobre nuestro bienestar, debemos tratar de controlar las evaluaciones que hacemos de nostros mismos para poder disminuir la influencia que los objetos externos ejercen en nosotros.Baruch SpinozaNosotros tenemos miedo de las cosas inciertas que nos van a producir tristeza.Baruch SpinozaMás frases sobre Miedo.

Los afectos, amor, rabia, odio, envidia, orgullo, celos, etc, se manifiestan de la misma necesidad y fuerza de la naturaleza.Baruch SpinozaMás frases sobre Emociones.

La felicidad o infelicidad depende de la calidad del objeto al que estamos apegados por el amor.Baruch SpinozaMás frases sobre Felicidad

Deseo es la escencia del ser humano.Baruch SpinozaMás frases sobre Emociones.

El miedo no puede existir sin la esperanza y la esperanza no puede existir sin el miedo.Baruch SpinozaMiedo.

La felicidad es una virtud no es un premio.Baruch SpinozaMás frases sobre Felicidad

Referencias

Standford Enciclopeida of Philosophy https://plato.stanford.edu/entries/spinoza/#Biog